domingo, 4 de octubre de 2009

La Corrupción en el Perú


Una definición general de la corrupción es la utilización o abuso de un cargo público en beneficio propio (Tanzi, 1998, Kauffman, 1997). Por lo común en estas definiciones aparece la motivación de los beneficios privados como elemento desencadenante de los actos de corrupción.
Es así que Bayley (1966) en un estudio de Soto (2,000) señala que la corrupción = soborno, es una definición general que comprende el mal uso de la autoridad derivado de consideraciones de beneficio personal que no necesariamente se traduce en ganancias monetarias. Werlin (1973), en ese mismo estudio, define la corrupción más concretamente como el desvío de fondos públicos hacia propósitos privados.
Por su parte, Van Klaveren (1990) define la corrupción como la utilización de cargos públicos como una plataforma para obtener ingresos ilegales. El ingreso del servidor público corrupto depende, en este caso, de las condiciones del mercado y sus habilidades para extraer la mayor cantidad de recursos de la demanda del público. En este caso, el servidor público opera como un monopolista que maximiza su renta. Friedrich (1990) pone el énfasis en que esas actividades del servidor público en beneficio personal se traducen en una reducción del bienestar social o que dañan el interés público.
En el ya nombrado estudio de Soto (2,000) se hace referencia que algunos autores separan la corrupción en dos categorías (Maegher, 1996). Primero, existen aquellas instituciones que por efectos de la corrupción funcionan de manera ineficiente, pero en las cuales los actos de corrupción son esporádicos, aislados, o de impacto restringido. Segundo, existen instituciones que se vuelven inoperantes cuando la corrupción es la norma de comportamiento dominante de sus miembros y el principal objetivo de éstos es la obtención de rentas.
Mientras tanto hay otros autores que hacen la distinción entre aquellos actos de corrupción que se cometen "de acuerdo con las reglas" de aquellos que se desarrollan "en contra de las reglas" (Transparencia Internacional, 1996). En el primer caso, un funcionario está recibiendo un beneficio de parte de un particular por llevar a cabo algo que debe hacer, según lo dispone la ley. En el segundo caso, se cometen actos de corrupción para obtener servicios que el funcionario tiene prohibido proporcionar.

Julio Gamero en Causas y Cosecuencias de la corrución: una perspectiva económica

No se puede negar que el fenómeno de la corrupción ha existido, sobre todo, desde que los explotadores se apropian del producto de los trabajadores. Pero en el Perú, en los últimos años, ha alcanzado su máxima e insospechable expresión. Esto es debido a que los altos funcionarios de la administración pública, quienes deberían ser un ejemplo de honradez, son los primeros en delinquir. La corrupción se torna aún mas grave, cuando los miembros del Poder Judicial, aduciendo vacíos en las leyes procesales, permiten a los delincuentes que entren y salgan de las prisiones, como si fueran a sus casas a pernoctar una breve temporada.
Además, hay el agravante que cuando se trata de delitos cometidos por servidores de niveles inferiores, como maestros y policías por ejemplo, los procesos de juzgamiento demoran una eternidad. En cambio, cuando se trata de rangos superiores, la justicia es muy ágil, y esta agilidad es acelerada, en razón directa de los altos cargos a los que pertenezcan los procesados.

Alfonso Mostacero en La corrupción generalizada en el Perú

La corrupción es un síntoma de la inoperancia institucional. Es el medio mediante el cual una persona común se protege de reglas poco realistas –una especie de seguro contra el riesgo de obedecer la ley— y mediante el cual la gente poderosa explota la maquinaria de un Estado que le pone escasos límites.

Alvaro Vargas Llosa en La Corrupción en Perú

La corrupción forma parte de la vida de los peruanos. Así lo revela el estudio Barómetro de las Américas, el cual analizó los valores y comportamientos democráticos en la región. Según el investigador Julio Carrión, jefe del Departamento de Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales en la Universidad de Delaware de Estados Unidos, este estudio se centra en la siguiente hipótesis: Un buen gobierno genera actitudes favorables hacia las instituciones políticas y estas actitudes favorables consolidan la democracia, pero, “en el caso peruano, hay muy poca satisfacción con las instituciones políticas y por lo tanto es preocupante que no encontremos un apoyo mayor incluso a la idea de la democracia”.

Enlace Nacional: 24-04-2009

El Congreso, el Gobierno y otras instancias oficiales, están afectados por la corrupción en Perú, reveló ayer una encuesta.
El sondeo, realizado por el Instituto de Opinión Pública de la Universidad de Lima, consigna que 78 por ciento de los consultados consideran que el Congreso es corrupto.
En segundo lugar se ubica el Poder Judicial, con 76 por ciento, y detrás los partidos (75), la Policía (73), el Gobierno (67), los municipios (64), las Fuerzas Armadas (62), las empresas privadas (47) y los medios de comunicación (41).
El 67 por ciento de los encuestados opinó que el gobierno del presidente Alan García es más corrupto que los anteriores.

www.lostiempos.com: 08-09-2009

La corrupción de funcionarios y autoridades es el principal problema que enfrenta el Estado para lograr el desarrollo del país, según 57% de los entrevistados en Lima en la V Encuesta Nacional sobre Corrupción elaborada por Proética e Ipsos APOYO Opinión y Mercado [Dic.2008]. Además, entre sus principales hallazgos destaca que más de un tercio de los jefes de hogar entrevistados en todo el territorio afirma que el Perú “es un país muy corrupto”.

www.radiosanborja.com: 26-09-2009

Los costos de la corrupción para el desarrollo económico del Perú a lo largo de la época republicana han sido consistentemente altos o muy altos a pesar de las variaciones cíclicas detectadas. Al alcanzar niveles que en promedios anuales llegaron a ubicarse entre el 20 y 30% de valor presupuestario desviado por corrupción y el 3-4% del PBI, el Perú ha perdido por concepto de corrupción alrededor del 40 o 50% de sus posibilidades históricas para el desarrollo…
Cada ciclo de alta corrupción parece llegar a un límite impuesto por tiempo de abuso (alrededor de 10 años), captura desenfrenada del Estado por camarillas corruptas, y movidas reeleccionistas ilegales que promueven un fortalecimiento de la oposición. Ese nivel límite también se alcanza cuando el costo de valor desviado llega a 30-45% y el costo de PBI llega a 4-7%. Al mismo tiempo, cada ciclo de muy alto nivel de corrupción es seguido por un periodo invariablemente muy corto de reacción anticorrupción. Al pasar u olvidarse esa reacción, según el principio de “borrón y cuenta nueva”, se vuelven a presentar los incentivos altos y las inhibiciones laxas que generan un nuevo ciclo de creciente corrupción.
Asimismo, cada ciclo de alta corrupción trajo consigo determinados costos institucionales claves, desde el deterioro del crédito interno y externo en periodos claves al hundimiento de las reglas democráticas, judiciales y cívicas en época más reciente. La corrupción ha legado al Perú tal vez los más altos costos de valor e institucionales que cualquier otro factor coadyuvante del subdesarrollo.

Alfonso W. Quiroz en el libro:
Portocarrero, Felipe (editor). El pacto infame. Estudios sobre la corrupción en el Perú. Lima, Red para el desarrollo de las Ciencias Sociales en el Perú. 2005

Evaluación:

1. Extrae 4 características generales de la corrupción según el artículo de Julio Gamero.
2. Menciona uno o dos hechos de actualidad (con el material que tengas a mano: periódico, revista o artículo de Internet) que evidencien la corrupción en el Perú o el mundo.
3. ¿Qué medidas sugieres para acabar con la corrupción en el Perú, en la ciudad de Lima o en tu localidad?
4. ¿Por qué dice Alfonso W. Quiroz que la corrupción es un factor coadyuvante del subdesarrollo?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La paporreta ignorante de los políticos a órdenes de la CONFIEP

Las elecciones son en este momento una farsa. En el Perú no importa si ganas, no importa si pierdes. Quien gana al final es la CONFIEP (Con...