viernes, 18 de junio de 2010

¿Democracia o Plutocracia?


El Maestro (M) y uno de sus discípulos (D) más aplicados, han decidido discutir sobre la Democracia como forma de gobierno. Bajo el árbol de la sabiduría, en el patio de recreo, rodeado de jóvenes que han demostrado ser brillantes en clase, el Maestro ilumina.

Primera Luz: Gobierno de las mayorías
M: Desde su definición etimológica, la democracia es el gobierno del pueblo; la democracia moderna es el gobierno de las mayorías. Como forma de gobierno ha demostrado ser superior a todas las autocracias o gobiernos de un individuo o grupo de individuos, entre otras razones porque en el sistema democrático pueden estar representados todos los sectores de la población a través de partidos o movimientos políticos, y de esa forma participar del poder.

D: Falso, en las actuales democracias no gobierna el pueblo. Como piensa José Saramago vivimos en una plutocracia, es decir: nos gobiernan los ricos, quienes siendo una minoría tienen todo el poder. Y en efecto, esta minoría en el Perú, las grandes empresas o corporaciones, controlan el gobierno. Un ejemplo lo da el caso de las empresas mineras. El presidente Alan García en su última campaña electoral prometió establecer un impuesto a las sobreganancias de las mineras, lo que olvidó una vez ganó la elección en el 2006; desde 1999 el precio del oro ha subido dos veces y media, el precio del cobre desde el 2001 subió seis veces más y el precio del zinc se ha multiplicado por cinco en los últimos tres años; con lo que las mineras han multiplicado también sus ganancias. Sin embargo, el gobierno no ha hecho el menor intento para crear un impuesto a las excesivas ganancias de estas empresas.

Mientras el alza del costo de vida es cada día mayor y suben los precios de alimentos, prevalecen los sueldos miserables en las agroexportadoras, en donde se trabaja más de 12 horas diarias; en donde las “services” despiden a los trabajadores al menor pretexto y hablar de sindicatos está prohibido. Los grandes empresarios y corporaciones se enriquecen, y los trabajadores sobreviven sin dignidad. ¿No es éste el gobierno de los ricos?

Podríamos seguir hablando de Panamericana Televisión y su deuda de 100 millones a la SUNAT que nunca se llegó a cobrar, mientras que al bodeguero de la esquina le cierran el negocio sino paga algunos cientos de soles. Y continuar hablando de las concesiones de territorio a grandes empresas petroleras, ¡los cálculos estiman que es el 70 por ciento de la Amazonía!; y ahí no importa las quejas de su población, la que ha recibido balas en lugar de diálogo con el Baguazo. ¿A esto llamamos democracia?

M: Que un sector de empresarios tenga facilidades o ventajas no significa que tengamos una plutocracia; ellos deben invertir en el país puesto que sin inversión de capital no hay empleo, por más bajos sueldos que se paguen ahora. No se puede espantar al inversionista creando más impuestos. El Perú tiene altos índices de crecimiento económico, aún en plena crisis global, gracias a facilidades que se ha brindado a la inversión privada.

Segunda Luz: Libertad de Expresión
M: Donde no hay libertad de expresión está ausente la democracia.
Por un lado, este derecho permite fortalecer una democracia; su ejercicio mediante la libertad de prensa está logrando que las sociedades democráticas ventilen desacuerdos y diferencias para hallar consensos y establecer límites a los abusos del poder.

Por otro lado, limitar la libertad de expresión sería limitar la condición natural del ser humano de interactuar, socializar y desarrollarse con sus semejantes.

D: La libertad de expresión en las que se llaman “sociedades democráticas” es un espejismo. Los pobres tienen libertad de expresión, pueden hablar, injuriar y hasta chillar, pero no tienen la “verdad”; y la “verdad” es aquella que imponen los medios de prensa, una “verdad” que no afecta los intereses de los dueños de esos medios de prensa, que en realidad son los intereses de las grandes empresas o corporaciones. Los mismos medios de prensa constituyen corporaciones; por ejemplo, en el Perú Plural TV agrupa a El Comercio, Peru21, La República, El Trome, América Televisión, Canal N, etc.

Hoy los medios de prensa sirven como sustento ideológico y propagandístico para justificar y legitimar que 300 millonarios tengan la riqueza de más de la mitad de la población mundial. ¿De qué sirve tener libertad de expresión si van a venir los poderosos a decirnos cómo son las cosas, es más, van a decirnos qué pensar o qué opinar?

M: La libertad de expresión es un derecho garantizado por la ley; en el Perú existen más canales de televisión de señal abierta que en muchos países europeos, una gran cantidad de diarios y revistas. Es exagerado decir que los ricos tienen controlados los medios de prensa; existen medios de prensa alternativos como “La Primera” o “Hildebrandt en sus trece”, que nadie diría que sirven de sustento ideológico a las corporaciones.

D: Pueden existir medios de prensa alternativos, pero la mayoría de la población ve televisión de señal abierta, en donde se transmiten contenidos embrutecedores (los de “El Gran Show”, “Habacilar”, “Magaly TV”, por citar algunos) y los pocos programas políticos que existen se encargan de ensalzar la democracia y renegar de Hugo Chávez, es decir pregonar la misma ideología. En un país con todos los problemas sociales que padecemos, la TV de señal abierta tiene dos claros propósitos irresponsables, sin que el Estado intervenga para nada; uno es : entretener o distraer sin importar cómo y dos: enriquecer a sus dueños.

Tercera Luz: Igualdad
M: Sabemos que desde la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano en 1789, se dispone que todos los ciudadanos son iguales para asumir cargos públicos, es decir tienen las mismas oportunidades para ascender en el poder.

Otra manera de entender la igualdad democrática es afirmar que todos tenemos los mismos derechos, y no puede haber distinción o discriminación de ningún tipo ante la ley; todos somos iguales ante la ley.

D: Falso, no puede haber igualdad de ningún tipo si existen grandes desigualdades socioeconómicas; la igualdad es ilusoria si como en el Perú, más de un tercio de la población vive en condiciones de pobreza.

No todos somos iguales ante la ley porque los pobres no tienen dinero para comprarla; ¿cómo van a pagar coimas a jueces corruptos?, o ¿cómo van a tener abogados para pedir arresto domiciliario si son sospechosos de delito? ¿Cómo puede haber igualdad de oportunidades para un niño infradotado que estudia en las alturas de Puno y otro que estudia en el college Markham?

La igualdad de oportunidades solo será una idea delirante de quienes ostentan el poder, mientras los sectores desfavorecidos no tengan servicios de calidad: salud y educación decentes, por lo menos. Mientras tanto sería coherente que nuestras autoridades borraran algunas líneas de su Constitución como aquella donde se dice “igualdad ante la ley”, “igualdad de oportunidades sin discriminación” y esa otra ridícula: “El Estado brinda oportunidades de superación a los sectores que sufren cualquier desigualdad”.

M: La igualdad democrática está garantizada por ley puesto que vivimos en democracia. Y nuestra tarea es hacer que se respete la ley. Si hay estado de derecho o mejor dicho si la ley se impone en toda situación, entonces las desigualdades pueden disminuir porque sería el Estado el responsable de asegurar el bienestar general de la población que esa es su principal finalidad.
Además, debe señalarse que mientras la corrupción campee, la ley estará de parte de quien pueda pagarla; es responsabilidad no solo del gobierno luchar contra todo acto de corrupción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La paporreta ignorante de los políticos a órdenes de la CONFIEP

Las elecciones son en este momento una farsa. En el Perú no importa si ganas, no importa si pierdes. Quien gana al final es la CONFIEP (Con...